es Spanish en English fr French ja Japanese
  • Electrodomésticos

     

    El Bajío es líder en producción y exportación de electrodomésticos a nivel nacional, gracias a la presencia de empresas como: 

    La producción de electrodomésticos está concentrada principalmente en cuatro Estados acaparando un 70% de la producción total nacional:

     

    Nuevo León con un 23.1%

    Guanajuato (Celaya) con un 17.9% 

    San Luis Potosí  con un 14.7%

    Querétaro con un 13.9%

     

    Cifras relevantes del Sector en México:

     

    En los últimos 10 años, la industria manufacturera de electrodomésticos de México ha disfrutado de un enorme crecimiento. De acuerdo con la Secretaria de Economía, entre 2000 y 2010, la inversión extranjera directa acumulada en la industria eléctrica de México (que incluye electrodomésticos) alcanzó un poco más de $7 mil millones.

    El crecimiento del sector a partir de 2010 ha sido más moderado pero aún interesante, de un 3.8% en 2012 y se prevé un crecimiento del 3.4% para 2013.

    México es el 6º exportador de electrodomésticos a nivel mundial solo por debajo de China, Alemania, Italia, EEUU, Tailandia y Corea del Sur.

    Estados Unidos es el principal mercado, donde México es el segundo mayor proveedor a nivel mundial con una cuota de participación en 2012 del 22,55% sólo por debajo de China que para el mismo periodo tuvo una cuota del 51,9%.

    1º Proveedor de refrigeradores y calentadores a Estados Unidos.

    2º Exportador de lavadoras de 10kg. o menos a nivel mundial.

    3º Exportador de estufas de gas, calentadores de agua y aires acondicionados,  a nivel mundial.

     

    En el país existen 269 unidades económicas relacionadas con el sector siendo Querétaro uno de los Estados con mayor número.

    La empresa mexicana MABE ocupa el 7º lugar como fabricante de electrodomésticos a nivel mundial.

    Empresas líderes a nivel global.

     

    HISTORIA DEL SECTOR EN MEXICO

    Whirlpool y General Electric fueron los primeros en hacer productos en México a finales de la década de 1980 a través de sociedades con productores locales. Mabe logró un crecimiento enorme gracias a su alianza con GE, llegando a ser para la década de los 90, más de dos tercios de las cocinas a gas y refrigeradores que se vendían en Estados Unidos, diseñados y manufacturados por Mabe en México. Además el 95% de los que se vendían bajo la marca de General Electric eran producidos en la fábrica de Mabe en San Luis Potosí (Bajío); la mayor planta fabricadora de cocinas en el mundo. Como resultado de esto, Mabe se convirtió en la marca líder de electrodomésticos en México, superando a la marca Acros Whirlpool de Vitro, con el 50% de la cuota de mercado nacional.

     

    A medida que la compañía seguía creciendo, la producción y las exportaciones se mantenían concentradas en América Latina. A mediado de los 90, Mabe era una de los líderes en la manufactura de productos de línea blanca en el mundo, con un crecimiento anual de entre el 15 y el 20 por ciento. En México, Mabe prácticamente dominaba el mercado, mientras que en América Latina dominaba el 70% de la cuota de mercado.

    Para finales del año 2000, compañías internacionales como AB Electrolux de Suecia y LG Electronics de Corea del Sur también estaban manufacturando en México pues trataban de entrar al mercado estadounidense.

    En ese mismo periodo, Samsung construyó una planta de refrigeradores y aires acondicionados en Querétaro, y Whirlpool gastó más de $320 millones para producir más refrigeradores, lavadoras y estufas en México.

    En 2005, Electrolux abrió una planta de $100 millones en Juárez con capacidad para producir 1 millón de refrigeradores al año. En el ínterin, la compañía sueca agregó equipos de lavado a su línea y más recientemente agregó una operación de chapa de una nueva marca.

    Actualmente, un estimado de 78 plantas de electrodomésticos se localizan por todo México, representando casi a todas las marcas de enseres mayores.

    La industria se ha desarrollado en aquellos lugares donde hay una alta concentración de empresas metalmecánicas que apoyan a la industria además de los OEMs de electrodomésticos.

    “Las compañías coreanas están haciendo crecer sus centros manufactureros en México con un espectro completo de integración vertical, ya sea interna o subcontratada, incluyendo diseño y administración de cadena de suministro”.

    “Las compañías europeas están invirtiendo más en México, también, tanto con marcas de enseres mayores como con proveedores localizados en los mismos centros manufactureros regionales”.

    El mercado exportador más grande para México es Norteamérica. De acuerdo con Global Trade Atlas, los Estados Unidos y Canadá representaron el 90 por ciento de las exportaciones de productos eléctricos totales de México en 2012.

     

    Sólo el tamaño de la industria estadounidense de electrodomésticos y su cercanía hacen a los Estados Unidos un mercado importante para México. Los bajos costos de la mano de obra y el embarque libre de impuestos a través de la frontera, han hecho a México una importante base manufacturera para manufactureros multinacionales que buscan llegar al mercado estadounidense.

    La cadena de suministro de México ha mejorado con los años, gracias a grandes movimientos de las compañías de electrodomésticos así como una industria automotriz bien establecida.

    En el pasado parte del trabajo se importaba a México, integrado en sub ensambles, y luego se regresaba al país de origen, pero eso ha cambiado, cada vez más operaciones de manufactura para toda la industria se están haciendo en México. Se están creando e implementando nuevas tecnologías en los centros mexicanos de manufactura y de diseño.

     

    EL FUTURO

     

    Para mejorar el posicionamiento competitivo de la industria de electrodomésticos en los siguientes  años será necesario fortalecer aspectos técnicos específicos a la industria.

    Es importante señalar que si bien los procesos de logística inversa (reparación y mantenimiento) se facilitan por la proximidad geográfica con EEUU, cuando estos procesos impliquen un soporte de metalmecánica, entonces a México se le presentan oportunidades y retos:

    - Oportunidades ante el poco interés de las nuevas generaciones estadounidenses por aprender oficios  asociados con el uso de herramentales (p. ej. dados y troqueles).

     

    - Retos debido a la escasez de mentores para transmitir conocimientos y a los altos costos de capital para la provisión de un servicio más completo de soporte de metalmecánica.

     

    Por otro lado, la nueva generación de electrodomésticos “inteligentes” implicará para el país retos adicionales.  Si bien el desarrollo de estos nuevos productos pudiera verse afectado en un ambiente de bajo crecimiento en las economías industrializadas, se tendrán que buscar esquemas que den lugar a la formación de capital humano para la manufactura de dichos productos. Este esfuerzo podría ser complementado con el otro aspecto de suma importancia para el mejoramiento competitivo: la provisión de incentivos por parte de gobiernos locales para la ubicación de nuevas instalaciones de producción de electrodomésticos.

  • 1
© 2017 Invest in Bajío. Todos los Derechos Reservados.